Microdermoabrasion

Microdermoabrasion Casera

La microdermoabrasión puede ser realiza en la comodidad de la casa, a través de la aplicación de cremas y exfoliantes de una calidad similar a los ofrecidos por los salones de belleza, aunque sin necesidad de utilizar aparatos durante el tratamiento.

El proceso es tan simple como frotar la crema sobre la parte de la piel que se quiera tratar, ya sea el rostro, el cuello, los brazos o el pecho, haciendo que la crema exfolie la piel muerta que se encuentra en la superficie del cuerpo.

Por su parte, el tratamiento profesional suele utilizar una herramienta especializa para realizar la exfoliación de la piel. El dispositivo envía un flujo de pequeños cristales, tales como bicarbonato de sodio u oxido de aluminio que se encargan de remover la piel muerta. Por último, el aparato utilizado se succionar y remover los cristales y la piel muerta exfoliada. Otro tipo de herramienta utiliza una punta de diamante en reemplazo del flujo de partículas, pero el resultado final es el mismo.

El aparato deberá aplicarse por todo el largo de la superficie de la piel a tratar, con cuidado de no dañar la capa más profunda de la piel. Dependiendo de la severidad de las lesiones y problemas de la piel, se suelen realizar entre una y tres pasadas sobre el área en cada sesión. Entre sesiones, se recomienda el uso de lociones humectantes e hidratantes sobre la zona afectada. El número de sesiones depende del tipo de problemas que presenta la piel.

Los tratamientos de microdermoabrasión en casa suelen tener un costo más económico que los tratamientos profesionales. Una de las razones es que las cremas de microdermoabrasión no ofrecen, para todas las personas, un resultado aceptable, ya que no alcanzan el mismo nivel de profundidad en la remoción de la piel muerta.

© 2012. Todos los derechos reservados | http://www.microdermoabrasion.com